La máxima autoridad de la sociedad católica dió negativo a test de Coronavirus, después de haber cancelado un retiro de Cuaresma por un resfriado, hecho que había encendido las alarmas.

La noticia fue publicada el periódico italiano Il Menssaggero, pero el portavoz del Vaticano dijo a los medios que no tenía nada que decir al respecto, ya que es un caso normal porque a Francisco le extrajeron parte de un pulmón hace décadas por una enfermedad.