Brasil clasifica a la final, en el mejor partido que hemos visto de la Copa América.

83

En un choque verdaderamente emocionante, donde el arbitraje fue un gran protagonista, la selección local venció a su máximo rival, la Argentina, para clasificarse a la final de la Copa América.

En un partido que arrancó muy intenso, con muchas faltas y choques, a los 18′ gracias a una gran jugada de Dani Alves, Gabriel Jesús la mando a guardar, y allí se ordenaron más ambos equipos tácticamente.

La Selección Argentina nunca bajó los brazos y dio una muestra de carácter en todo momento para buscar empatar el marcador, pero la suerte no estuvo de su lado, y no alcanzó que Messi haya jugado su mejor partido de la Copa, ni los tiros en los palos, ni el tiro libre que atajó el grandioso arquero, Alisson.

Y como siempre pasa en el fútbol, ‘Al que no hace, le hacen’, en el mejor momento del conjunto albiceleste. En una jugada un poco polémica (a mi criterio había penal en una falta en el área, antes del contragolpe), una corrida increíble de toda la cancha de Gabriel Jesús, que se la dejó servida a Firmino, llegó el definitivo 2-0.

Brasil se llevó un partido difícil, gracias a su precisión y su carácter, pero a pesar de ser un partido más parejo, se lo vio muy bien a Argentina, aunque de nuevo, Scaloni no hizo bien sus cambios, que pudieron haber sido determinantes.

Un caso aparte hablar del arbitraje, es incomprensible que en un partido tan difícil no hayan designado a un árbitro con mejor recorrido y experiencia, que no le pesara el partido.

De todas maneras, el clásico superó todas las expectativas, y nos brindaron un espectáculo futbolístico que muy bien pudimos disfrutar.