Argentina, triunfa ante una Vinotinto con coraje

195

Atropellado el equipo Vinotinto

En un partido que comenzó friccionado donde el principal protagonista fue el arbitro a causa del choque entre jugadores, Argentina con sus individualidades y buena lectura del rival en uno de sus mejores partidos de la copa, venció a una Venezuela que no encontró salida.

La definición clave del primer tiempo fueron las faltas, hubo un partido trabado, en donde el equipo argentino aprovecho la situación, gracias a la elegante finalización de taco de Lautaro M. para anotarse un golazo a tan solo 11 minutos de haber iniciado el encuentro.

El equipo Vinotinto abusó de concentrar a sus medio campistas a mantener un control de balón, situación la cual no es propia ni adecuada de los jugadores que iniciaron el partido, se debió presionar con mayor claridad para que Leandro Paredes no estuviera tan solo para dar esos pases filtrados y precisos los cuales complicaron a los de Dudamel los 90 minutos.

En el segundo tiempo mejoró drásticamente el nivel de juego, sobre todo del lado venezolano, gracias al ingreso del chiquitín Yeferson Soteldo, que hizo de las suyas para complicar a la defensa albiceleste, pero aun así no pudiendo concretar por algunos errores en el planteamiento del juego, por no proponer mano a mano de delanteros con los defensas. En el momento de más claridad de Venezuela en un contra golpe gracias al ingreso de Di María, que con su velocidad corrió toda la cancha y un remate mal controlado por el arquero de la selección venezolana Wuilker Fariñez, debido al mal estado del campo de juego, Giovanni Lo Celso, aprovecho ese rebote para reventar el arco e imponer el 2-0 final.

A pesar de las dificultades y el ambiente negativo tras la derrota Vinotinto, no hay nada que reprochar a los chicos de Dudamel por la actitud mostrada, que no dejaron de intentarlo hasta el ultimo segundo, y se hicieron respetar dejando su nombre en alto ante un duro rival que también hizo un gran partido.