Faríñez contó cómo se hizo un duro en los penales

0
66

Wuilker Faríñez hizo gala en Corea del Sur de las credenciales con las que llegó al Mundial y es que no solo se trata del arquero de la sub-20, sino del portero de la Vinotinto mayor. Aclamado el martes a final de la tarde en el Olímpico de la UCV, ayer por la mañana compartió con los medios sobre sus vivencias de las últimas tres semanas y, por supuesto, los dos penales que les tapó a los uruguayos tendrán un lugar especial en sus recuerdos.

“Fueron fundamentales, una tanda de penales es muy difícil, lograr tapar esos dos remates para mí es un gran orgullo”, soltó de entrada Faríñez, pero el joven cancerbero compartió que no siempre fue un duro ante los cobros desde los doce pasos.

“Con el cuerpo técnico tenemos una diversión de que después de cada entrenamiento jugamos a penales, ahí competimos, apostamos, y les agradezco a todos ellos (…) siempre les estamos ganando”, apuntó entre risas el chamo de Nuevo Horizonte, que también tuvo un agradecimiento especial hacia su padre, Luis, por sus consejos.

¿Qué fue perfeccionando? “El esperar, saber cómo se perfila el pateador, estar atento a cualquier movimiento, a cualquier gesto que haga para adivinarlo”, compartió Faríñez.

Y no se pueden obviar sus intervenciones durante los 90 minutos -o 120- de juego. ¿Cuál fue la más compleja? “Una tapada importante fue la del córner que iba cerrándose contra Uruguay, más que todo por una confusión, y tocó reaccionar a último momento”, rememoró, sobre el momento en que evitó un gol olímpico en una reacción in extremis.

Sin embargo, lo hecho en Corea del Sur no le bastó para ganarse el Guante de Oro, que fue a manos del inglés Freddie Woodman. “Hasta el último momento había que esperar para saber quién se lo ganaba. Mucho mérito para él (…) Desde el principio estaba enfocado en no recibir goles, por el equipo, porque eso era fundamental, y también por mí”, comentó Faríñez, que en suelo asiático coqueteó con el récord de imbatibilidad de la competición y se convirtió en el primer arquero en agitar las redes en un Mundial sub-20, cuando marcó de penal frente a Vanuatu.

Ese chance, ¿le tomó por sorpresa? Un poco, pero no tanto: “En los amistosos había cobrado, y había fallado (risas). En los entrenamientos también cobraba y Rafa me decía ‘no te vayas a asustar cuando te lo dé’”.

Sabía o no sabía

Algo que mucha gente se preguntó es si el arquero vinotinto estaba consciente de que habían ganado la tanda de penales cuando le tapó el disparo a Nicolás De La Cruz, por su serena reacción. “Pasó más que todo porque no sabía tan bien como era el sistema, me sentía un poquito confundido, pero ya después supe que estábamos en la final y ahí sí, a celebrar”, cerró Faríñez, que se reportará de inmediato al Caracas: “Orgulloso porque mi equipo está en semifinales, ahora estar para ellos y aportar mi granito de arena para ser campeones”.

Cortesía Líder en Deportes

DEJA UNA RESPUESTA