Economista Francisco Rodríguez propuso sistema de flotación cambiario

0
70

El economista Francisco Rodríguez, tras hacer un seguimiento del comportamiento económico del país, insistió en proponer un sistema de flotación cambiario para el mercado local de divisas.

Sostuvo el especialista que “en Venezuela, durante los últimos años, se ha hecho necesario adelantar una reforma bastante profunda del sistema cambiario; el actual esquema,  con sus distintos niveles, con sus distintos tipos de cambio, con diferenciales tan altos entre esos niveles,  no ayuda a la asignación de recursos sino más bien la obstaculiza”.

Estos mecanismos, advirtió, “crean unos diferenciales que distorsionan   la fijación de precios, donde además se introducen mecanismos de generación de rentas y al mismo tiempo, cuando se tiene un precio tan por debajo del equilibrio en las divisas”, eso deriva “en un problema persistente de exceso de demanda y, ese exceso de demanda no se corrige como se ha pretendido, con mayor asignación de divisas”.

Rodríguez, asesor financiero, destacó que “el problema es que en la medida en que tú no dejes que el precio llegue a su equilibrio, siempre vas a tener un exceso de demanda. Para mí  la propuesta más idónea para el país actualmente, está enmarcada en un sistema de flotación cambiaria”.

En su opinión “esa flotación cambiaria no debería ser administrada porque el país tiene reservas internacionales relativamente bajas en estos momentos, entonces el tratar de defender un cierto tipo de cambio puede ser un uso inadecuado de esas reservas”.

Cree el analista que “tampoco hay que tenerle miedo a la flotación de la moneda,   permite conseguir un precio, permite que los  precios de los bienes transables se dirijan hacia los sectores más competitivos  y de esa forma estimular la producción, tanto de exportaciones como de productos que sustituyan las importaciones; al mismo tiempo permite  fortalecer los ingresos públicos, porque en Venezuela el sector público es exportador y por lo tanto, hay un beneficio fiscal de la depreciación de la moneda”.

Argumentó que “el problema” en el caso del sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) “es que no es sustancialmente distinto de los otros que se han probado en el pasado reciente en Venezuela. Las subastas no son nuevas, recordemos las que se hacían con el Sicad 1, Sicad 2, Simadi y todos tienen un defecto básico, que no permiten que el tipo de cambio iguale a la oferta y la demanda”.

“Cada vez”, dijo, “que el Banco Central de Venezuela (BCV) anuncia que  hay posturas insatisfechas o sea, que hay gente que quiso comprar divisas y no lo logró,  quiere decir que no se está dejando que el tipo de cambio llegue a un nivel que iguale a la demanda. Las subastas deberían hacer eso, las subastas son un mecanismo de asignación de recursos para que el bien que se está subastando se lo lleve el mejor postor”.

Base monetaria creciente
Al consultarle sobre el alza del dólar no oficial, a pesar de las operaciones del Dicom, refirió que “el tipo de cambio paralelo tiene mucho que ver con la cantidad de dinero en circulación en la economía. Lo que hemos visto es una aceleración muy fuerte del crecimiento de la cantidad de dinero en circulación. El gobierno acaba de imprimir mucho dinero, en las últimas semanas la liquidez monetaria se ha expandido en 21% y la base monetaria en 27%  mensual; esta es una tasa verdaderamente rápida, es el equivalente a una tasa anualizada de 1.700%”.

Resaltó la existencia de  “problemas con la política fiscal, que también tiene que ver con la cambiaria porque los ingresos fiscales están muy bajos, porque la mayoría de los dólares se siguen entregando a tasa Dipro y esta ha perdido conexión con la realidad. Mientras el gobierno siga imprimiendo dinero va a haber presión sobre el paralelo, pues  refleja que hay muchos más bolívares buscando una cantidad limitada de dólares.

Cortesía El Universal

DEJA UNA RESPUESTA