Germán Márquez de menos a más

0
92
Para un lanzador la concentración es fundamental y, como aspecto definitorio del ritmo de juego, expone cualidades que cambian la percepción del estilo de pitchar. Eso es lo que ha dejado ver Germán Márquez en sus últimas tres salidas, donde, luego de iniciar 2017 con récord de 0-2, no conoce la derrota.

“El trabajo que uno hace cada día es la base de todo”, contó Márquez a Líder, tras su presentación del martes ante los Filis, donde conquistó su tercer triunfo del año en seis innings de una carrera limpia. “Cuando mi recta tiene buena ubicación y mi curva está allí (en la zona) sé que será un buena día”, agregó.

El derecho de los Rockies de Colorado, luego de permitir 13 rayitas en sus primeros 16.0 IL de esta temporada, solo tiene un par en sus tres salidas recientes (0.95 EFE), lo cual le permite validar su transformación. “Hay días buenos y días malos. Cada día es una experiencia nueva y aprender de ello”, señaló el diestro de 22 años de edad, quien junto Antonio Senzatela, Kyle Freeland y Jeff Hoffman, conforman la rotación más joven y exitosa de todas las Grandes Ligas en la actualidad.

“Hay un equilibrio bastante positivo con estos chicos en la rotación. Tienen control sobre sus emociones cuando están en apuros. Es impresionante”, declaró el mánager de los rocosos, Bud Black.

Efectivamente los ajustes han sido efectivos y Márquez los profundiza cada vez con mayor firmeza, gracias a la confianza brindada por su cuerpo técnico. “Me mantengo viendo los videos para corregir las fallas y he tratado de reforzar mis pitcheos secundarios. Siempre es bueno tener un segundo o tercer pitcheo bien para tener una salida de calidad”, contó el oriundo de San Félix, que registra 17 ponches entre el 10, 18 y 23 de mayo.

Cortesía Líder en Deportes

DEJA UNA RESPUESTA