“Abatido en El Manzanillo era escolta de la alcaldesa”: Director de Polimaracaibo

0
122

Con la misma arma que Marcel Enrique Medina Dávila resguardaba a la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo, también salía a delinquir.  El funcionario activo de Polimaracaibo cayó abatido el viernes al enfrentarse a Polisur.

El delincuente llevaba sometido a un taxista para robarle su  Chevrolet Malibú, blanco. Lo amenazaba de muerte con una pistola SigSauer, modelo Pro, calibre 9 milímetros,  “grabada con el emblema de Polimaracaibo”.

“El funcionario Medina estaba activo en la policía y desde hace más de cuatro años le prestaba servicio de seguridad a la ciudadana alcaldesa. Se enfrentó  a la comisión  con el  arma de reglamento”, aseveró el director del organismo policial, G/B Rubén Ramírez Cáceres a PANORAMA.

Sobre el procedimiento ocurrido en el sector Corazón de Jesús, en El Manzanillo,  Polisur indicó en una nota de prensa: “Dos hombres  llevaban sometido a un taxista para despojarlo de su vehículo (…) los efectivos al percatarse de la irregularidad, le dieron la voz de alto al conductor. Los asaltantes abandonaron el carro y huyeron a pie. Abrieron  fuego contra los funcionarios y cayeron gravemente heridos”.

Medina estaba acompañado por Miguel Enrique La Cruz Castillo, de 24 años. Él tenía un revólver calibre 38. Ambos ‘robacarros’ fueron trasladados al Hospital General del Sur donde, minutos después,  fallecieron.

El  general Ramírez Cáceres manifestó que Medina trabajaba desde hace 10 años para la policía y laboraba  por guardias. Para el momento del enfrentamiento estaba fuera de servicio, y que “no se ha determinado desde cuándo estaba delinquiendo. Su supervisión se realizaba mensualmente. No se le habían detectado irregularidades ”.

“No vamos a tolerar que ningún funcionario o civil se salga del marco de la ley. Debemos ser implacables contra los que delinquen, no puede quedar impune por las fechorías que comete. Lamentablemente el oficial se enfrentó y cayó abatido”, acotó la máxima autoridad de Polimaracaibo.

Ramírez Cáceres indicó que esta es la  primera vez en dos años que tiene al frente de la policía que ocurre este tipo de acción. Los familiares del uniformado y de su compinche se negaron a declarar en la morgue de LUZ para dar su versión de lo ocurrido.

Cortesía Panorama

DEJA UNA RESPUESTA